BP-003 Cómo mudar las Cuerdas de tu Guitarra Eléctrica - Las Mejores Guitarras Eléctricas

Mudar las cuerdas de la guitarra es un desarrollo más simple de lo que se ve. Si ahora han comenzado a entrenar indudablemente se te ha roto alguna cuerda (por lo general las primeras y segundas) o bien en algún instante vas a tener la necesidad de mudarlas.

Primero que nada hay que ser cuidadoso, las cuerdas aguantan una enorme tensión y en el momento de apretarlas tenemos la posibilidad de reventarlas de nuevo, de esta forma que precaución con los ojos!, además tengan precaución de liberarse de manera correcta de la cuerda utilizada ahora que si tu mascota se la come por error indudablemente deberás ir al veterinario. Para ello alcanza con enrollarlas y meterlas en el sobre de papel en que vienen las cuerdas novedosas que nos encontramos poniendo.

Empecemos

1.Retiramos la cuerda: la retiramos completamente tanto del clavijero como sacando la “pelota” del puente. Comunmente en el momento en que la cuerda se revienta sola, dejamos extractos en las clavijas, no es preciso llevarlo a cabo. Con el apoyo de unas pinzas de mano tendremos la posibilidad de halar y sacar estos extractos. Otro inconveniente que acostumbra darse (más que nada en las guitarras Fender) es que a veces las “pelotitas” se quedan trabadas en el puente (gracias a la tensión) es considerable sacarlas siempre. Compruebe contra luz en todas y cada una de las cavidades del puente si no hay indicios de la pelota de la cuerda, si la hubiere y no sale por gravedad poseemos un inconveniente! Aunque si poseemos una 6ª cuerda sin utilizar tenemos la posibilidad de usarla para sacar la pelota introduciéndola por la parte de arriba del puente para empujarla y que salga. En la situacion de las guitarras Gibson (no en todas y cada una) este inconveniente no es muy común ahora que fácilmente se sacan del puente.

2.Asegurando la cuerda: la cuerda pasa por el puente superior y después llega a la clavija, en la clavija se introduce la cuerda por el agujero y se dobla en el radical sobrante, esto sabiendo de dejar una holgura para garantizar la cuerda. Ahora viramos la clavija formando una tensión en la cuerda al doblarla, la cuerda se enrollará en la clavija y próximamente vamos a dejar de halar y la clavija tensará mecánicamente de la cuerda. Teniendo precaución de dejar suficientemente enrollada la clavija a la cuerda estamos seguros que no se deslice, (consideremos unas 3 vueltas para la 6ª y 5 vueltas para la 1ª), si dejamos menos vueltas seguramente la cuerda se deslice, si la dejamos traspuesta sobre si misma corremos el peligro que se rompa más fácilmente.

3.Afinando la cuerda: como ahora explique en las enseñanzas precedentes lo destacado es tener un afinador para llevarlo a cabo, si no, lo tenemos la posibilidad de llevar a cabo con otra cuerda que esté afinada. Ver las enseñanzas de COMO AFINAR TU GUITARRA. Aquí hay que llevar cuidado en el momento en que estemos tensando las cuerdas a fin de que no se rompan.

4.Estirando la cuerda: hablamos de halar la cuerda hacia arriba con la mano derecha y con la izquierda proteger que no se salga de sitio, esto lo hacemos durante toda la cuerda. Si la hacemos sonar apreciarán que esta desafinada, para ello se regresa a afinar y se reitera el desarrollo hasta el momento en que la cuerda no desafine. Comunmente pasa en el momento en que cambiamos todo el juego de cuerdas y olvidamos estirarlas que en el momento en que tocamos las primeras ocasiones la guitarra se está desafinando todo el tiempo, de este modo que para no tener este inconveniente acostumbremos desde el comienzo a las cuerdas estirándolas.

Comparte esta lección con tus amigos:

Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados. GuitarrasElectricas.info participa en el sistema de afiliados de Amazon, es decir, ganamos una comisión por cada compra que hagas, sin embargo a ti no te costará más dinero.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Dejar una respuesta