Tech 21 Fly Rig 5 - Revisión - Las Mejores Guitarras Eléctricas

Tech 21 Fly Rig 5 – Revisión

Fly Rig, que es el importante para poner en el estuche de la guitarra para proceder a tocar cuando hay que viajar rápido, un aparejo de avión en el que no sólo el espacio es con limite sino también el peso debe ser contenido. Este es el criterio detrás del diseño de la interfaz de vuelo Tech 21 y entonces el nombre en sí mismo. Pero no sólo tocar en un avión es la única razón para adoptar el Fly Rig, llevar sólo la guitarra con todo lo que es necesario para ti en el estuche o como bastante en una mochila es el sueño de todo guitarrista eléctrico en muchas ocasiones. A lo largo de años, la industria intentó de sugerir resoluciones más o menos exitosas, el criterio en sí no es nuevo no la necesidad que quiere agradar, así que entendamos por qué el Fly Rig está ganando la primacía de la preferible “innovación” de guitarra de 2014 y un éxito comercial que por ahora otros productos de Tech 21 no han gozado aún más allá de sus características no menos originales.

Andrew Barta fue uno de los primeros pioneros en examinar el territorio impermeable de la emulación de amplificadores de tubo usando circuitos analógicos de estado sólido, en 1989 su SansAmp fue una enorme innovación y la tecnología digital tardó 10 años en hallar resultados semejantes. En tanto que en el ámbito digital el incremento exponencial de la aptitud de computación de los procesadores logró que numerosas generaciones de simuladores se volvieran obsoletas año tras año, la tecnología analógica de Barta no era obsoleta y los SansAmps seguían siendo la opción preferida de varios expertos.

Aunque SansAmp y sus derivados son innovadores y de extrema calidad, siempre fueron productos de nicho, los simuladores digitales tuvieron bastante más éxito también y fundamentalmente entre los guitarristas novatos apasionados, atraídos por dado que acostumbran tener miríadas de amplificadores simulados en un gadget adjuntado con zillones de efectos, indudablemente Pod y semejantes fueron un producto más exitoso desde el criterio comercial.

Hace unos años Tech21 renovó su tecnología SansAmp lanzando una línea de pedales llamada “Character Series”; numerosos modelos cada uno destinado a emular un amplificador específico o una secuencia de amplificadores, aquí puedes leer mi reseña de mis preferidos. Entre ellos, el Blonde, que emula el sonido de las defensas, se usa comunmente con cambios limpios como base para ir directamente en sistemas de megafonía o de grabación convirtiéndose en una clase de amplificador de un solo canal.

La iniciativa del Tech21 era tomar un SansAmp derivado del Blonde, ofrecerle reverberación, añadirle una sobremarcha con Boost inspirado en el mariscal, y rematar todo con un Delay con modulación, todo en un pack muy robusto, rápido y robusto.

El corazón de la interfaz de vuelo es exactamente la sección SansAmp, que es responsable de crear el sonido básico y crepitante, que va desde el crujido limpio hasta el rápido. Piensa el sonido de un amplificador con micrófono y controles de tono preestablecidos accediendo en la fila de canales de un mezclador desde el que puedes intervenir en la ecualización, el SansAmp del Fly Rig trabaja así y, de hecho, los controles de tono activos cortan o enfatizan igual que un EQ de un banco de mezcladores, por lo cual no trabajan como los controles de tono de un amplificador clásico. Esto facilita una elasticidad tonal extrema, admitiendo al grupo de vuelo ajustarse a algún situación. Cuando se activa la sección del Plexi, la pila de tonos de SansAmp (la preestablecida) se desvía y la señal sólo pasa a través de la emulación de los altavoces, realizando del Plexi una emulación de amplificador en vez de una sobremarcha de sentido riguroso. Precisamente los controles de tono en la sección de SansAmp te aceptan cambiar el EQ del Plexo también. De hecho, la sección SansAmp debería seguir estando siempre activa porque cuando se activa la sección Plexi, la emulación “agrietada” se desvía pero la emulación del altavoz, los controles de tono activos y la reverberación están. SansAmp y Plexi son, por consiguiente, dos mundos de sonido al alcance de la mano, el sueño de algún guitarrista, poder pasar de los timbres Fender a los Marshall con sólo apretar un interruptor…

Estamos hablando de la emulación del efectivo, pero pienso que vemos algo muy atrayente aquí. La emulación del efectivo está ahí y no está de forma simultanea. No estoy loco, es como si no tuvieras que inquietarte por si está o no está. El Fly Rig se puede conectar de manera directa al mezclador y suena bien, como si hubiera una simulación de bombo, se puede conectar a un amplificador clásico y también entonces suena bien sin la necesidad de preocuparse por apagar la emulación del bombo, también porque es imposible apagar. Digamos que el Fly Rig está diseñado para sonar bien tanto cuando se conecta a amplificadores FRFR como a amplificadores de guitarra habituales y por medio de los controles de tono activos es viable corregir el timbre final.

En la sección del Plexi también hay un incremento (hasta +21dB) que también se puede utilizar con el Plexi desactivado para presumir inclusive sólo la sección SansAmp.

Así que poseemos 4 sonidos, Clean, Clean Boost, Overdrive y Overdrive Boost que cubren las pretenciones de timbre de la mayoría de los guitarristas. Hay que tomar en cuenta que el grupo entonces es increíblemente sensible a la dinámica del toque del guitarrista y con el volumen de la guitarra puede conseguir un sinfín de matices intermedios. El criterio básico es ofrecer al guitarrista diferentes escenarios de ganancia superponibles para ofrecerle la oportunidad de esculpir su sonido personal.

Merece señalar que quizás los guitarristas más extremos logren requerir más ganancia, el Fly Rig se destaca por sonidos muy clásicos y puede lograr escenarios de ganancia de sonido de Slash o Iron Maiden, pero no los escenarios necesarios para los géneros modernos más extremos.

La reverberación es mi ideal de reverberación. Para ofrecer una definición más objetiva diría que lo bello es que añade al sonido sin distorsionarlo, sin desdibujarlo, el sonido directo sigue en primer chato y presente. Comunmente mantengo el control a las 11. Cuando uso la reverberación siempre necesito tener la oportunidad de cambiar el tono para oscurecerlo un poco en esta situación en cambio no siento la necesidad, es especial así.

Y por último, pero no menos considerable, el Retraso. El valor del aparejo de vuelo valdría la pena realizar los pagos sólo por el retardo. Esto también, adjuntado con la reverberación, se añade al sonido directo en paralelo y así el sonido directo permanece completamente analógico, enfocado y no alterado en absoluto. Es una bonita simulación de un eco de cinta que a través del control “drift” facilita añadir una clase de modulación aleatoria como si se debiera a las oscilaciones del fluído de la cinta, si el control “tiempo” se pone a cero y en su lugar sube tanto “drift” como “nivel” se obtiene una clase de pseudocoro que puede ser útil para compensar la carencia de una sección encargada de las modulaciones.

Está claro que parte importante del valor del aparejo de vuelo reside en su ser mínimo y fundamental, pero si verdaderamente quisieras ir y ver lo que falta…

Antes que nada sería bueno que el retardo tuviera el ajuste para el octavo punto (como en el DLA BOOST del que se deriva), si hubiera un bucle de envío y retorno no estaría mal, y un interruptor para elegir si el Boost es pre o articulo plexi lo completaría. Así que el Fly Rig perdería algo de encanto minimalista pero se convertiría en una solución completa. Empujando los límites de la verdad, si la sección de SansAmp tuviera un trémolo además de la fantástica reverberación, no habría nada más que soliciar.

Tras el éxito del Fly Rig Tech21 también ha creado una edición de firma en colaboración con Richie Kotzen donde la sección del Plexi se reemplaza por una sobremarcha diseñada específicamente para Kotzen, OMG. Se basa en el clásico Tube Screamer de PLEXI con el característico énfasis en las frecuencias medias y una más grande dosis de Gain. Es atrayente ver que Richie Kotzen usa su Signature con los amplificadores habituales, y el SansAmp todavía le facilita conseguir un sonido de base limpio y consistente inclusive cuando usa diferentes amplificadores.

Tomé mi Fly Rig a finales de agosto y antes de comentar de esto en el blog quería probarlo en el más grande número de ocasiones probables, lo usé en dos recitales con increíbles resultados, yendo de manera directa a la mezcladora y utilizando sólo los espías proporcionados por el servicio. En la salón de ensayos lo probé ingresando la entrada de un VOX AC15 y debo decir que sonaba realmente bien y el SansAmp fue con la capacidad de ofrecerle al VOX un no sé qué romper. En el hogar lo usé con mi Power Engine 60 y tengo que decir que es la desaparición de él, es el aparejo ideal, pero también en la devolución del Trademark 30 trabaja realmente bien. Inclusive en la entrada de DV Mark Little Jazz el resultado fue tan asombroso como insertarlo en el envío y retorno del Boss Gt-100. Resumiendo, se ve que el FLy Rig suena bien en todas partes y en todos los contextos, algo que aparentemente tiene entre lo milagroso y lo mágico, pero de todos modos es sólo el resultado de 25 años de investigación y avance llevados a cabo por tech21, una de las compañias más originales de la industria.

Aquí hay algunos videos y muestras que dan, en mi opinión, un concepto de cómo suena verdaderamente el Fly Rig. Buena visión y buena escucha.

Demo de Leandro Diana

Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados. GuitarrasElectricas.info participa en el sistema de afiliados de Amazon, es decir, ganamos una comisión por cada compra que hagas, sin embargo a ti no te costará más dinero.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…